Queso y Vino

¿Qué Queso va Mejor con qué Vino?

¿Quién no ha disfrutado nunca de una buena copa de buen vino acompañada de un trozo de queso? Sencillo y delicioso a la vez pero, ¿sabemos combinar bien cada tipo de vino con cada variedad de queso para que la experiencia gastronómica sea increíble?

La antigua norma de que solo el vino tinto podía ir acompañado de queso se ha vuelto totalmente obsoleta. Sin embargo, no todos los tipos de queso van bien con todos los vinos. De ahí la importancia de escoger el queso adecuado.

Los expertos dicen que los quesos y vinos que proceden de la misma región suelen armonizar bastante bien. Otro factor importante es que el sabor del queso no debe “abrumar” el aroma del vino.

Si no te habías planteado esto nunca, os comentamos cuales serían las mejores combinaciones de vino y queso para que te conviertas en un experto del maridaje de vino y queso.

En términos generales, los vinos blancos, rosados y vinos afrutados van muy bien con quesos frescos, cremosos y ligeros. A medida que vamos pasando a quesos más curados y con sabores más fuertes, debemos elegir un vino con más cuerpo y estructura y con mayor tiempo de crianza. 

Si pasamos a quesos muy curados y viejos, e incluso a los potentes quesos azules, como el Roquefort, Gorgonzola, o Cabrales, deberíamos optar por vinos mucho más complejos como un tinto reserva con mucho cuerpo.

Pero si somos atrevidos y nos gusta el contraste de sabores, podemos combinar estos quesos tan grasos y con alto contenido en sal, con vinos olorosos y amontillados, que aportaran ese contrapunto dulce-salado y la cantidad adecuada de alcohol para neutralizar la grasa del queso.

Y ahora, centrándonos en los tipos de quesos internacionales más consumidos, os mencionamos las mejores combinaciones con vino:

  • Queso rebanado semisólido (Edam, Tilsiter) con vino blanco como Riesling semiseco, Gewürztraminer y Pinot Blanc, o con vino tinto como Pinot Noir ligero.
  • Queso de cabra con vino Terrunuo Sauvignon Blanc, Pinot Blanc, selección Riesling, o Silvaner.
  • Queso feta con vino Gran Reserva Serie Riberas Chardonnay.
  • Queso Camembert o Brie con vino Chardonnay, vino tinto Pinot Noir o Trollinger, vino blanco Pinot Gris, Gutedel, y Riesling seco o semiseco.
  • Queso Cheddar con vino Cabernet Sauvignon.
  • Queso crema o Mascarpone con vino blanco Silvaner, Pinot Blanc, o con vino tinto Pinot Noir o Trio Merlot.
  • Quesos azules (Roquefort, Cabrales o Gorgonzola) con vino Riesling, Jerez o Zifandel.
  • Queso Gruyere o Mozzarella con vino Sauvignon Blanc, o Casillero del Diablo Chardonnay.
  • Queso Fontina con vino Bardolino.
  • Queso duro (Gouda, parmesano, emmental) con vino blanco Kerner, selección de Riesling, o Scheurebe, o con vino tinto Dornfelder, Merlot, o Lembergercon.
  • Quesos frescos, como Ricotta, con vino Pinot Grigio.
  • Queso Parmesano con vino Chianti.

Ahora que ya sabes cuales son los quesos que mejor maridan con cada tipo de vino, solo queda acercarse a la cocina, cortar un buen trozo y servirte esa merecida copa. A disfrutar.

Aquí os dejamos algunos productos seleccionados

Encuentre AQUÍ Los Mejores Utensilios

Compra ahora Un Set de Vino

Votación
¿Te ha sido de utilidad este artículo?
[Total: 2 Average: 5]
Compártelo en tus redes 🔻