Lactancia y Alcohol ¿Compatibles?

¿Es seguro para las madres amamantar a sus hijos si han consumido alcohol?

No beber alcohol es la opción más segura para las mujeres que están en periodo de lactancia. Sin embargo, no se ha comprobado científicamente que el consumo moderado de alcohol (hasta 1 bebida al día) o de bebidas con un bajo porcentaje del mismo, sean tan perjudiciales para el bebe. Sobre todo, si la madre deja pasar al menos 2 horas antes de volver a amamantar.

No obstante, la exposición al alcohol por encima de los niveles moderados a través de la leche materna podría ser perjudicial para el desarrollo, crecimiento y patrones de sueno del bebe. El consumo de alcohol por encima de estos niveles podría afectar también al juicio y capacidad de la madre lactante para cuidar y mantener a su hijo de forma segura.

¿Se puede encontrar alcohol en la leche materna?

La respuesta es SI. Los niveles de alcohol generalmente son más altos en la leche materna 30-60 minutos después de consumir la bebida alcohólica, y generalmente se pueden detectar en la leche materna durante aproximadamente 2-3 horas por bebida después de que se consume.

El tiempo que puede pasar para detectar el alcohol en la leche materna aumentará cuanto más alcohol consuma una madre. Por ejemplo, el alcohol de 1 bebida puede detectarse en la leche materna durante aproximadamente 2-3 horas, mientras que el alcohol de 2 bebidas puede detectarse durante aproximadamente 4-5 horas.

No obstante, los niveles de alcohol en la sangre así como la cantidad de tiempo que se puede detectar el alcohol en la leche materna después de consumirlo dependerá también de otros factores, como la rapidez con la que se consume, el tipo de bebida, si se consume acompañado de alimentos, el peso de la madre, etc.

¿Puede la extracción o uso de un extractor de leche después de consumir alcohol reducir el alcohol presente en la leche materna?

La respuesta es NO. El nivel de alcohol en la leche materna es esencialmente el mismo que el nivel de alcohol en el torrente sanguíneo de la madre. Extraer leche después de beber alcohol, y luego almacenarla para la siguiente toma del bebe, NO reduce la cantidad de alcohol presente en la leche materna más rápido que si esperáramos el tiempo necesario para amamantar a nuestro bebe.

A medida que el nivel de alcohol en sangre de la madre disminuye con el tiempo, el nivel de alcohol en la leche materna también disminuirá. Sin embargo, la madre puede optar por extraerse la leche después de consumir alcohol si desea aliviar su malestar físico o cumplir con su horario de extracción de leche, y luego desecharla.

Pero lo cierto es que la leche materna seguirá conteniendo alcohol mientras este permanezca todavía en el torrente sanguíneo de la madre. Por eso, lo recomendable es esperar el tiempo indicado anteriormente en función de la cantidad que hayamos consumido.

En definitiva, consumir bebidas alcohólicas durante la lactancia no es motivo suficiente para vernos obligadas a dejar de amamantar. Desde luego, no es lo mas recomendable. Por eso, bebidas con un porcentaje bajo, como el vino sin alcohol, pueden ser una buena y saludable opción en estos casos, tanto para la madre como para nuestro bebe.

Mira nuestra tienda de Vino sin Alcohol

Entra AQUÍ

Votación
¿Te ha sido de utilidad este artículo?
[Total: 1 Average: 5]
Compártelo en tus redes 🔻

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *