¿Dieta y Vino? ¡Claro que sí!

¿Cómo Adelgazar Bebiendo Vino?

Que duro es estar a dieta, eh. Y cuando encima te “prohíben” esa copita de vino que taaaanto nos gusta disfrutar después de un duro día de trabajo o entramiento. Apaga y vámonos.

Y si, aunque nos cueste aceptarlo, todos sabemos que el alcohol está PROHIBIDO si estamos siguiendo un plan de adelgazamiento… O quizás, ya no.

¿Sabéis que el vino sin alcohol o vino 0,0 contiene 3 veces menos calorías que un vino tradicional? Mientras una copa de 150 ml de vino común contiene unas 130 calorías, una copa del mismo contenido de vino desalcoholizado o 0,0 contiene solo 40 calorías…

Bastante diferencia, ¿verdad? Por eso, si estamos siguiendo una dieta, el vino sin alcohol puede ser una gran alternativa.

Y es que el vino, al contener alcohol, nos aportara calorías vacías, es decir, que el cuerpo no usara esa energía en ninguno de los procesos metabólicos del cuerpo. Por eso se llaman “calorías vacías”, porque básicamente no aportan NADA al organismo. Tiene sentido entonces no introducir calorías extra en nuestra dieta si no vamos a obtener beneficio alguno de ellas. Todo lo contrario, esas calorías de más entorpecerán y retrasarán la pérdida de peso.

Pero hay veces que el estrés del trabajo, el cansancio, una pelea en casa, o un mal día, nos obligan a dejar a un lado todo eso que sabemos y decidimos tirarlo todo (o parte) de lo que hemos conseguido durante el día y rendirnos a tomarnos esa copa que tanto ‘’necesitamos’’. Porque la realidad es que no hay ninguna necesidad de tomarnos esa copa, no la necesitamos para nada, pero nuestra mente nos dice que si, que nos ayudara a olvidarnos de todo eso que nos preocupa y nos autoconvencemos de que nos ayudara a sobrellevar ese mal día.

Lo bueno que nos ofrece el vino sin alcohol o 0,0 es que, al beberlo, creeremos que estamos realmente tomando esa copa que tanto necesitamos, pero no estaremos bebiendo vino realmente. Y es que el sabor es tan parecido que no notaremos diferencia alguna y, además, nos estaremos ahorrando muchísimas calorías… ¿No es perfecto?

CALORÍAS DEL VINO SIN ALCOHOL VS VINOS TRADICIONALES

Si queréis hacer vuestros propios cálculos, 100 mililitros vino blanco común contienen unas 81 calorías. El vino blanco sin alcohol contiene solo 24 calorías para la misma porción.

En cuanto rosados o frizzantes, 100 mililitros de vino rosado sin alcohol contienen unas 26-27 calorías aproximadamente, frente a las 75 calorías que aportan 100 mililitros de vino rosado tradicional.

Y por último, 100 mililitros de vino tinto común contienen 85 calorías, mientras que la misma cantidad de vino tinto sin alcohol aportaría solamente 28 calorías.

Como veis, el número de calorías entre un vino tradicional y un vino sin alcohol se reduce enormemente, por lo que ya no tendremos que volver a privarnos de esa copita cuando nos apetezca si estamos a dieta.

Mira nuestra tienda de Vino sin Alcohol

Entra AQUÍ

Votación
¿Te ha sido de utilidad este artículo?
[Total: 3 Average: 5]
Compártelo en tus redes 🔻

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *