Copas de Vino

La importancia de una buena Copa

La copa, junto al sacacorchos, es otro de los elementos fundamentales a la hora de degustar el vino.

Es muy importante escoger el tipo de copa adecuado al vino que hayamos escogido para disfrutar de todo su sabor. Si elegimos la copa inadecuada, podríamos estropear ese preciado momento de la cata. Por eso es tan importante escoger la copa correcta.

En el mercado existen cientos de modelos y tipos diferentes de copas de vino. Hay copas para vino tinto, blanco, cava, vino dulce… 

Todo buen sumiller aconseja que las copas sean siempre de cristal de buena calidad, nunca de plástico, silicona, o cualquier otro material que no sea vidrio. Así será más fácil evaluar la calidad, el aroma, el sabor y la textura del vino.

También son versátiles, eso sí, hay una copa adecuada para cada vino. ¿Qué tal usar ese vaso especial para un buen Oporto sin alcohol? Con el fin de combinar cada bebida en la mesa con una copa de vino adecuada, te ofrecemos una variedad de copas de vino diferentes para que elijas.

Crea un ambiente romántico con una copa de vino. 

No hay mejor plan que tener un buen vino, un ambiente acogedor y una música hermosa a la luz de las velas. No es sorprendente que recuerde que las copas para vino blanco son más pequeñas que para el tinto.

 Dado que el vino tinto sin alcohol requiere más espacio para degustar en el vaso, debido a que se puede beber a temperatura ambiente, a diferencia del blanco, hay que beberlo muy frío.

Lo cierto es que el buen vino necesita copas de alta calidad. Puedes encontrar una amplia gama de copas y tarros de vino: copas con dibujos grabados o copas clásicas con cristales. Las copas de vino pueden proporcionar varios diseños y estilos según su gusto.

Copas de vino baratas y asequibles

Debido a su demanda se suelen encontrar copas de vino fabricadas en diferentes materiales, que son muy baratos y se están vendiendo. Son la forma ideal de tenerlos en casa y utilizarlos en cualquier momento porque no requieren de productos pensados para catas o ceremonias importantes.

Empresas como Ikea ya han fabricado sus propias copas de muchos tipos. Cada diseño es diferente, por lo que se puede lograr a través del volumen requerido,un efecto personalizado y apariencia con frases grabadas para hacer más agradable la presentación de las mismas.

 

Todo depende de los requisitos del cliente. 

Del mismo modo, también destacan las copas de vino. No son formales y obviamente no cumplen con los estándares de las copas de vino, pero son completamente útiles y se pueden colocar en la cocina y, a veces, usarse con botellas. 

Estas funciones son muy útiles cuando la cristalería no está colocada en un lugar seguro y puede romperse. La mayoría de estos productos están fabricados con materiales muy resistentes a la corrosión. 

Además, debido al alto precio, se pueden reemplazar fácilmente. Según las opiniones de los sitios de venta de internet, serán de gran utilidad si quieres compartir una botella de vino en una ocasión especial.

Copas de vino como regalo

Un juego de copas de vino puede salvarnos en algún momento en que tengamos que hacer un regalo. Por ejemplo, son una buena elección como regalo de bodas, aniversario o si conocemos a alguna pareja que ha decidido mudarse o empezar a vivir juntos. Tener en casa un juego de cristalería extra nunca está de más. Además, no es un producto demasiado caro.

Establecimientos como IKEA, El Corte Ingles, o Alcampo cuentan con una gran variedad de juegos de copas de vino de todos los tipos y a buen precio. Todo dependerá de tus gustos y tu presupuesto. Solo tienes que preguntar al responsable de sección cuál es el modelo que buscas o en el que estas interesado.

Copas para vino tinto

Una copa de vino tinto típica tiene una boca ancha y un cuerpo redondo. La gran superficie del amplio cáliz permite que el vino exude y airee todos sus aromas. Cuanto más completo y complejo sea el aroma, más grande debe ser el cuenco de cristal. El vaso estándar tiene un cáliz abombado y alargado y una boca mediana.

Es adecuado para vinos tintos ligeros y afrutados. La copa de Burdeos tiene un cáliz de amplia cúpula. Te permite tener espacio para rotar el cáliz. Es la copa más adecuada para vinos con taninos ricos y vinos polifacéticos. 

Para quienes no lo sepan: girar una copa de vino aumentará el suministro de oxígeno y ayudará a mostrar su aroma. La copa de vino tinto es muy voluminosa con el cuenco en forma de globo. Esto se puede girar fácilmente. Es apto para vinos potentes que requieran mucha aireación.

 

Copas para vino blanco

Aquí, el tallo es el elemento principal. La copa de vino blanco siempre debe sujetarse  , especialmente para los vinos blancos que deben beberse fríos. La copa estándar tiene una copa de vino pequeña, ligeramente abovedada. 

Se utiliza en la mayoría de los vinos blancos. El cáliz de la copa de vino Riesling es estrecho y la boca un poco más ancha. Esta copa se utiliza para Riesling maduro y ligeramente afrutado. 

Encuentre AQUÍ Los Mejores Utensilios

Compra ahora Un Set de Vino

Votación
¿Te ha sido de utilidad este artículo?
[Total: 2 Average: 5]
Compártelo en tus redes 🔻