¿Cómo hacer Vino Sin Alcohol?

Os explicamos como se produce el vino sin alcohol o vino ‘’desalcoholizado’’.

Aunque ya estamos acostumbrados al consumo de cerveza o tinto de verano sin alcohol, el vino sin alcohol es aun un gran desconocido y resulta todavía bastante complicado encontrarlo en bares y supermercados.

El motivo es que el alcohol proporciona a las bebidas un sabor bastante característico, por lo que no se podría omitir el proceso de fermentación del mismo, o interrumpirlo durante las primeras fases.

 Los expertos en vino notan la diferencia de inmediato, puesto que el alcohol es un portador de sabor y textura crucial, lo que le da al vino ese aroma y sabor completo y redondo. Sin embargo, cada vez es mayor la calidad de sus variantes sin alcohol. La tecnología cada vez es mas avanzada y los resultados de desalcoholizar el vino son cada vez mejores.

Prácticamente todas las variedades del vino pueden desalcoholizarse. No importa si hablamos de vino tinto, vino blanco, espumosos, secos, vino dulce…

Y ahora, os explicaremos brevemente cuales son los métodos mas usados para desalcoholizar el vino. En primer lugar debemos saber que en el caso de los vinos desalcoholizados, estamos ante un mosto al que, tras ser fermentado, se le ha retirado el alcohol. Estos son los métodos más comunes:

  • Método del vacío. Este método es que consigue que el vino desalcoholizado tenga prácticamente el mismo sabor que el producto original. En este método, el alcohol se evapora a una temperatura de 27C aproximadamente, en lugar de a 78C mas o menos, que sería la temperatura de evaporación del vino común. Durante la destilación, esta baja temperatura asegura que el aroma y sabor del vino producido se asemeje lo máximo posible al de un vino real.
  • Mediante osmosis inversa. Este método también se conoce como “diálisis”. Consiste en hacer fluir durante varias horas el vino a través de una malla con poros muy finos, como si fuera un colador, consiguiendo separar las moléculas de alcohol de las del resto de componentes del vino.
  • Mediante liofilización. En este método, el vino se congela y se introduce en una cámara de presión para que parte del alcohol y del agua se eliminen por sublimación, es decir, pasando directamente del estado sólido al gaseoso.
  • Mediante columnas de conos rotantes. En este proceso, el vino se centrifuga separándolo en capas de líquido, a la vez que un vapor frio desplaza las sustancias volátiles del mismo. Así se consigue la separación de los componentes del vino, quedando el alcohol aislado y fuera del producto final.

Como veis, existen numerosos métodos para obtener vino sin alcohol. No obstante, si os atrevéis a hacer vuestro propio vino sin alcohol casero, no dejéis de echar un vistazo a los siguientes videos:

Encuentre AQUÍ Los Mejores Utensilios

Compra ahora Un Set de Vino

Votación
¿Te ha sido de utilidad este artículo?
[Total: 2 Average: 5]
Compártelo en tus redes 🔻